Claves para iniciar tu Negocio Multinivel con Exito

Uno de los grandes errores que cometen las personas cuando se unen a un negocio multinivel escomenzar a pensar a quienes le van a vender los productos. Esto es algo totalmente opuesto a lo que un distribuidor exitoso debería estar pensando.

Observemos la realidad:

Cada lunes por la mañana, a las 6:00, 6:30, 7:00 a.m., las alarmas de los despertadores suenan en todo el mundo. A la gente le encantaría golpear el botón y tener otros treinta minutos de sueño. ¡Pero la realidad es que tienen que levantarse AHORA MISMO! Se despiertan de mal genio, corren a travás de la ducha, toman un desayuno de microondas, lo compran en la calle o no desayunan.

El 80% de las personas van a un trabajo que no les gusta o rechazan, y el 99,9% piensa que deberían estar ganando más. Muchos de ellos pasan el día en un estado de “coma existencial”, y comen algo a la carrera en la calle antes de volver a sus hogares. Al llegar, se dejan caer en un sofá y pasan la noche rascando sus cabezas, bebiendo cerveza, esperando la hora de ir a la cama.

El martes repiten el proceso… luego el miárcoles, jueves, viernes… Gracias a Dios que es viernes…!

Y para muchos eso significa que es día de pago. Así que a las 5:00 PM, cuando llega la hora de salir, pueden sentir por unos breves instantes, que el cheque de pago es de ellos, aunque seguramente, ya el cheque está gastado, porque tienen unas deudas en sus tarjetas de crádito esperándolos.

Pero, por unos gloriosos momentos, pueden sentir que el cheque es de ellos. Y esto merece una celebración, lo que significa que esta noche cenarán fuera. Al menos en los Estados Unidos, eso significa ir a Pizza Hut, pedir una pizza con todo doble y, por supuesto, una Pepsi Dietática, porque hay que “cuidarse de no engordar”. Para la cena alquilarán unos 6 u 8 videos, lo suficiente para pasar el fin de semana sin pensar en su desesperada situación financiera y su actual estilo de vida… Hasta el lunes en la mañana, cuando el sonido del despertador le avisará que todo ha comenzado de nuevo…

¿Nota usted algo? Usted no necesita de esta gente. Ellos son quienes necesitan desesperadamente lo que usted tiene para ofrecerles. Así que deje de pensar a quián necesito para hacer esto y comience a pensar a quien quisiera ofrecerle esta oportunidad.

En un primer momento usted puede pensar que su producto son vitaminas, o cuidado de la piel, descuentos para llamadas telefónicas, etc., pero no es ninguna de esas cosas. Lo que usted tiene para vender es “libertad”. No pierda de vista este detalle.

Usted le está ofreciendo a la gente la oportunidad de ser su propio jefe, siendo dueños de su tiempo, del dinero que desean o necesitan obtener y de controlar su destino. Para muchos de ellos esta será la primera oportunidad que tienen de obtener un ingreso con un potencial ilimitado. Y tambián será la primera oportunidad que tendrán de obtener el áxito ayudando a otros a obtenerlo.

Obviamente, pareciera que todos tendrían que estar interesados en esto, ¿verdad?

Pues no, no es así… ¿Por qué?

Porque eso les significa salir de su zona de confort, y tambián, creer en algo que no tienen y que ni siquiera piensan que ellos podrían alcanzar.

Muchos quieren el áxito, pero no quieren hacer nada para lograrlo. Juegan a las probabilidades, imaginando que van a recibir una herencia de un familiar, o que el teláfono sonará avisándoles de un premio, o muchas otras cosas imaginables.

Así que, mientras el grupo de las personas que necesitan lo que usted tiene es muy grande, el grupo que aceptará lo que usted les ofrece es pequeño. Es su trabajo separar las personas que tienen un sueño y quieren alcanzarlo, de aquellos que sólo están esperando ganarse la lotería. Estos últimos elimínelos de su lista de prospectos, sencillamente porque no lo son.

Y la pregunta que surge en primer lugar es… ¿dónde consigo a esas personas que tienen sueños y están dispuestas a alcanzarlos?

El lugar para comenzar es con los amigos, los vecinos y los familiares. Este es el lugar natural para comenzar, y el más sensato. No tiene que hacer llamadas en frío o hablarle a extraños; quienes lo conocen le darán el beneficio de la duda, y usualmente aceptan una cita para conversar tomando un cafecito.

Muchas personas son reacias a hablarles a sus conocidos, porque son propensas al síndrome de “nadie es profeta en su tierra”. Hay algo de verdad en esto. Si usted ha tenido un compañero de trabajo por diez años y ahora usted les habla sobre una oportunidad donde ambos se podrían convertir en millonarios, seguramente su compañero lo verá con escepticismo, y es algo natural. Aquí es donde “edificar” entra a formar parte de su negocio.

Permítame explicarle…

El principio de edificar se basa, para la mayoría de las personas, en que el experto es el extraño con el maletín. De hecho, la mayoría de las personas creen más en un extraño que en sus hijos, esposos, padres, etc. Despuás de todo, ya conocen su “equipaje”.

Su familia y amigos conocen cada error que usted ha cometido. Ellos nunca han alcanzado una vida próspera y completamente feliz, pero sienten que son más inteligentes que usted, no entienden cómo usted puede lograrlo.

Y así es que sucede la mayoría de las veces: usted ingresa a un negocio multinivel y está emocionado con las posibilidades de triunfar; comienza a pensar a quienes le gustaría ayudar y los primeros que vienen a su mente son sus familiares; los llama, va a sus casas, hace su presentación de negocio… todo de maravilla.

Luego usted se sienta y se relaja, esperando el agradecimiento de sus familiares por el hecho de haber encontrado la manera de devolverles todo lo que ellos hicieron por usted en el pasado. Y su mamá comienza con: “Así que, Sr. Buena Puntería, usted va a ganar todo ese dinero que dice”… Ya se le olvidó cuando decidió repartir periódicos y el primer día se quedo dormido y tuvo que hacerlo su padre…?

!Un baño de agua fría¡. Está haciendo algo bueno, tratando de ayudarlos y reaccionan como si les estuviera regalando un certificado para una muerte placentera. Usted está experimentando el síndrome de “nadie es profeta en su tierra”. Nadie es inmune a esto.

Esta es la razón por la que la gente le teme hablar del negocio a sus amigos, vecinos y familiares, su mercado más caliente.

Aquí está una solución:

Cuando usted comienza en estos negocios, NO debería hacer sus primeras presentaciones. Su patrocinador debería hacer sus presentaciones iníciales, mientras usted graba, toma notas y aprende cómo hacerlas.

¡Ahora es el momento de acercarse a ellos! Consiga una presentación uno a uno, o entregue un material de acercamiento. Asegúrese de decirles que esta es una gran oportunidad para usted, que la acaba de descubrir y que usted se afilió debajo de alguien con sentido común para los negocios que es realmente bueno ayudando a las personas a alcanzar su libertad financiera.

Por adelantado estará construyendo la credibilidad en la mente de sus prospectos.

Sus amigos y familiares le oirán a un extraño las palabras que no le oirán a usted. Si quiere avanzar rápido, póngalos frente a su patrocinador e invítelos a escuchar la presentación. Para alcanzar su mercado caliente, debe dejar a un lado su ego y edificar a su patrocinador.

Esto permitirá que su patrocinador le dá su mejor ayuda, y si ál ya alcanzó el áxito, presántelo como un experto en el negocio, pero si está comenzando, hable de ál como una estrella naciente.

Lo que usted está haciendo en este escenario es elevando su credibilidad para que ál tenga un mejor efecto en su mercado caliente.

Aquí está el Por qué:

Si su patrocinador fuera quien llamara a sus familiares y amigos para explicarles acerca de una oportunidad, ellos probablemente le colgarían. Si trata de hacerlo usted, recibirá el trato del nadie es profeta en su tierra. Pero existe un secreto…

Su mercado caliente cree lo suficiente en usted como para aceptar un primer acercamiento o una invitación para conversar durante un cafecito. Si les parece interesante, la curiosidad los llevará a reunirse con usted. Y, como usted les dijo que era nuevo en el negocio, que no lo entiende del todo, y ha presentado a su patrocinador como un experto, le pondrán a ál la atención que no le pondrán a usted. Este es el secreto para avanzar rápido, y realmente funciona.

Con el pasar del tiempo, mientras aprende de su patrocinador cómo hacer la presentación, que usualmente es un proceso que toma de una a cuatro semanas, estará elaborando la lista de sus prospectos.

Colóquelos frente a su patrocinador, y poco a poco vaya afinando su presentación, aumente su confianza, aumente el número de distribuidores en su grupo, etc. Al final de su primera semana podrá hacer una presentación uno a uno, y luego de tres a cuatro semanas, podrá llevar a cabo presentaciones en los hogares por usted mismo.

Tenga siempre presente esto: Cuando está con personas que lo ponen nervioso, o que le dan el trato que “nadie es profeta en su tierra”, invítelos a una segunda reunión, en la que les presentará a su patrocinador. Así se construye una organización, con un mercado caliente, sin amenazas, fácilmente duplicable y de una manera que cualquiera puede utilizar para consolidar un grupo.

Autor: Randy Gage

Fuente:

http://marketingdered.net

Gentileza: Alberto Conti

Publicado el 14 agosto, 2011 en Multinivel y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: