El genio de tu mente

Para aquellos que no comprenden los recursos de la Mente, éstas parecerán declaraciones irreflexivas; pero la ciencia prueba, sin dejar lugar a duda, que en la mente de todos los hombres hay profundidades insondables; depósitos ocultos de iniciativa, de valor, de habilidad. Explorad esas profundidades; traed esos tesoros a la superficie; y poseeréis un poder inmenso.

El poder de ser lo que quieres ser, de obtener lo que anhelas, de triunfar, vive dentro de ti. En tus manos está despertarlo y ponerlo a trabajar. Por supuesto, tienes que saber como hacer eso, pero antes de que puedas aprender a usarlo, tienes que comprender que posees ese poder. Por consiguiente, nuestro primer objeto es familiarizarnos con ese poder.

Para empezar, tu cuerpo es una máquina que la mente usa, y la parte consciente de la mente es sólo una parte muy pequeña. El noventa por ciento de nuestra vida mental es inconsciente, de manera que cuando usas únicamente la parte consciente de tu mente estás usando una parte muy pequeña de tu habilidad. Y el motivo por el cual tantos hombre no triunfan en la vida, es porque se contentan con usar solo la mente consciente, la ENERGÍA SUPERFICIAL. Si esos mismos hombre pusieran en la lucha la fuerza irresistible de la mente inconsciente, el triunfo sería cierto y sorprendente.

La mente inconsciente es, por supuesto, una con la mente consciente. Pero por conveniencia, dividamos la mente en tres partes: la mente consciente, la mente inconsciente, y la Mente Universal.

LA MENTE CONSCIENTE

Cuando dices: Oigo, veo, toco, es tu mente consciente la que dice esto, porque es la es la fuerza que gobierna los cinco sentidos. Es la parte de la mente con la cual sientes, razonas, la parte de la mente con la cual todos estamos familiarizados. Lo mas importante acerca de ella es que sólo por medio de la mente consciente puedes comunicarte con la mente inconsciente o Universal. Primer tienes que despertar esta mente consciente, llenarla de ambición y deseo. Si puedes hacer eso, nada será imposible para ti.

La mente dirige y gobierna todas las funciones del cuerpo. Es el sol central alrededor del cual gira todo nuestro sistema y el pensamiento consciente es el señor de ese sol central.

LA MENTE INCONSCIENTE

Dirige todos los procesos intricados de la digestión, de la asimilación, de la eliminación de todas las secreciones glandulares. Planeó y edificó tu cuerpo desde tu mas tierna infancia. Tiene poderes ilimitados, no solo para darte salud perfecta, sino para adquirir todas las cosas que son deseables en la vida. La ignorancia de ese poder es la única razón de todos los fracasos del mundo. Si tu dejaras a este poder maravilloso todos tus asuntos y negocios de la misma manera que le dejas el mecanismo de tu cuerpo, ninguna meta sería demasiado alta para ti.

Aun ahora, con frecuencia aprovechas su sabiduría maravillosa. Pero lo haces por casualidad, sin comprender lo que estás haciendo.

Considera el caso de aquel ciego que podía oír por primera vez cualquier pieza de música y reproducirla inmediatamente en el piano. La gente llama a eso anomalía. Pero en realidad el era, en ese sentido, mas normal que nosotros; nosotros somos anormales porque no podemos hacerlo.

El doctor Jung. Famoso especialista austriaco, afirma que la mente inconsciente contiene no solo todo el conocimiento que ha adquirido durante la vida de un individuo, sino que también toda la sabiduría de los siglos pasados. Que haciendo uso de su poder y sabiduría, cualquier individuo puede poseer todo lo que desee, desde salud y felicidad hasta fama y riquezas.

Los genios de la literatura, del arte, del comercio, de la política y de la invención son, según los sabios, hombres ordinarios como tu o como yo que han aprendido a hacer uso de la mente inconsciente.

Pocos comprenden, sin embargo, que el infinito poder de la infinita sabiduría de la mente inconsciente puede usarse a voluntad. De vez en cuando por medio de concentración muy intensa o de deseo muy activo, penetramos por casualidad en el reino de lo inconsciente y allí grabamos nuestro pensamiento. Ese pensamiento se realiza casi siempre. Lo malo es que con frecuencia nuestros pensamientos negativos son los que penetran, y esos se realizan exactamente lo mismo que los pensamientos positivos. Lo que tenemos que aprender es comunicar a la mente inconsciente únicamente aquellos pensamiento que queremos ver realizados, y espero que aquí aprenderás a hacerlo.

Por ahora será suficiente decir que tu mente inconsciente es superlativamente sabia y poderosa. Que sabe muchas cosas que nunca han sido escritas. Que cuando se usa de la debida manera es infalible e irresistible. Que nunca duerme. Y que sus posibilidades son ilimitadas.

Puede darte todos los bienes que desees. “El Reino del Cielo está dentro de ti”.

LA MENTE UNIVERSAL

El hombre es una parte activa de esta Mente Universal; que el tiene parte de su poder y de su sabiduría creativa; y que trabajando en armonía con la Mente Universal, puede hacer todo, tener todo, ser todo.

Está dentro de ti –dentro de todos– esta fuerza irresistible con la cual puedes llevar a cabo actos que deslumbren tu razón y hagan cavilar tu imaginación. Una Mente que es todopoderosa reside constantemente dentro de ti, una Mente que es enteramente diferente de la mente que usas todos los días, y sin embargo es una misma con ella.

Tu mente inconsciente tiene parte de ese poder y sabiduría, y es por medio de ella que puedes lograr todo lo que deseas. Cuando tu inteligencia pueda penetrar en tu mente inconsciente, podrás comunicarte con la Mente Universal.

Recuerda esto: La Mente Universal es omnipotente. Y puesto que la mente inconsciente es parte de la Mente Universal, no hay límites para lo que puede hacer. Abriga algún deseo que esté en armonía con la Mente Universal, y todo lo que tienes que hacer es guardar ese deseo en tu pensamiento para atraer del dominio invisible lo que necesitas para satisfacerlo.

Porque la mente trabaja sólo de acuerdo con el poder del pensamiento. Sus creaciones toman forma de acuerdo con los pensamientos. El primer requisito es una imagen mental, la cual puede ser formada cuando el deseo sea firme y sincero.

Parece imposible que una Mente, ocupada con las inmensidades del Universo, pueda considerar nuestros asuntos triviales, cuando somos sólo una forma de los muchos millones de vida que existen. Pero consideremos el pez en el mar; no es ninguna dificultad para el mar envolver a ese pez. No es mayor dificultad para la Mente Universal envolvernos a nosotros. Su poder y su sabiduría están a nuestro servicio tanto como el sol, el viento y la lluvia. Pocos aprovechan esas grandes fuerzas naturales. Mas pocos todavía aprovechan el poder de la Mente Universal. Si algo te falta, si eres víctima de la pobreza o de alguna enfermedad, es porque no comprendes el poder que puede ser tuyo o porque no crees en él.

“Con todo lo que obtengas, obtén comprensión –dijo Salomón. Y si comprendes todo podrá ser tuyo”.

Fuente : http://www.secretia.com

Publicado el 13 mayo, 2011 en Desarrollo personal. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: