Informe especial “reemplazos o sustitutos de comidas” son una forma efectiva para controlar el peso.

REEMPLAZOS DE COMIDAS PARA BAJAR DE PESO


Los estudios científicos han comprobado que beber batidos hipocalóricos enriquecidos con proteínas, reemplazando 1 ó 2 comidas al día, promueve un control de peso más saludable que limitar las calorías sólamente. Este artículo da cuenta de tres estudios realizados en EE.UU., Corea y Alemania, acompañados de la palabra de un especialista en la materia.

Existen en el mercado productos nutricionales que permiten suplementar aquellas comidas insuficientes, y que por poseer todos los nutrientes necesarios son considerados completos. Este artículo se centrará en los espesos batidos hipocalóricos, fortificados con vitaminas y minerales, elaborados a partir de proteínas de alto valor biológico como la proteína de soja y suero de leche de vaca, libres de grasa animal y acompañados de fibra . Estos batidos pueden ser enriquecidos con un aporte adicional de proteínas, elevando la ingesta de éste nutriente a un 30% de las calorías totales en el día. Las proteínas poseen varios efectos interesantes, ya que además de nutrir y ayudar a mantener la masa muscular intacta, producen saciedad prolongada.

Se ha demostrado científicamente que estos batidos conocidos en otros países como “reemplazos o sustitutos de comidas” son una forma efectiva para controlar el peso. Estudios realizados en prestigiosas universidades de diversas partes del mundo, dan cuenta de éstos beneficios. A continuación haremos una descripción somera de sus hallazgos.

Ensayo controlado sobre el enriquecimiento proteico de los batidos para bajar de peso

En el Centro de Nutrición Humana de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), un grupo de investigadores conducidos por el Dr. Leo Treyzon y colaboradores publicaron en la revista Nutrition Journal, un ensayo clínico comparando con un grupo control, el efecto de enriquecer con proteínas una dieta consistente en batidos hipocalóricos que reemplazaron dos comidas en el día, acompañados de una tercera comida saludable por la noche. Se calculó una reducción de 500 calorías por día para ambos grupos.

Ocurre que cuando uno hace dieta para bajar de peso reduciendo las calorías, lo logra pero con un costo alto ya que no sólo pierde grasa sino también masa muscular, siendo este último un efecto por demás indeseable.

¿De qué se trató el estudio?

En el estudio participaron 100 personas con sobrepeso repartidos en dos grupos, con el propósito de analizar los efectos de dos niveles diferentes de proteínas, en una dieta baja en calorías para perder peso durante un período de un año. Los participantes no sabían a qué grupo habían sido asignados.


¿Cuál fue el propósito del estudio?

El objetivo de los investigadores fue observar si las personas que ingerían más proteínas (el doble de lo normal) perdían peso conservando su masa muscular magra, en comparación con aquellas que ingerían una cantidad normal de proteínas.
¿Qué ocurrió?

Al finalizar el estudio, si bien ambos grupos perdieron la misma cantidad de peso, el grupo que recibió el doble de proteínas lo hizo sólo a expensas de la grasa conservando su masa muscular intacta.

Palabra de experto

Para conocer más acerca de este tipo de alimentos también conocidos como suplementos dietarios, entrevistamos al Dr. Patricio Kenny, Médico Consultor de Herbalife International Argentina S. A.

¿Cómo ve el panorama de la nutrición?

Dr. Kenny: Lamentablemente, la inmensa mayoría de la población carece de los conocimientos básicos sobre nutrición, y a la vez ignora los riesgos que conlleva una mala alimentación y la falta de ejercicio. En nuestro país al igual que en otros países vecinos, coexisten los dos extremos de la mala-nutrición, la desnutrición y la obesidad. Es necesario informar y educar a la sociedad sobre cuales deben ser los criterios saludables para seleccionar los alimentos para la mesa familiar. No es bueno seleccionar los alimentos que uno va a comer todos los días sólo en base al sabor o al precio. También hay que incluir el valor calórico y la información nutricional de cada producto.

Esta información está presente en las etiquetas adheridas a los envases. Es necesario saber cuales son los alimentos “buenos” y cuales los “malos” para nuestra salud. Hay que concientizar a la población que una alimentación “inteligente” de la mano del ejercicio regular, puede prevenir numerosas enfermedades crónicas. Hay que evitar la sal, azúcares refinados, grasas saturadas y trans, en especial aquellas que contienen omega-6, y reducir la ingesta de proteína animal porque viene acompañada de grasa de mala calidad.

Hoy hablar de peso ya tiene un valor relativo. Ya no se puede decir “bajé de peso”, ya que éste parámetro por sí sólo no refleja a expensas de qué compartimento corporal se redujo el peso. Es por agua, grasa, músculo, o las dos últimas? Por ello cuando uno baja de peso debe saber que está sucediendo en su organismo. Hoy día hay métodos sencillos para conocer la composición corporal de un modo muy aproximado al real. Hoy sabemos que “la panza” ya no es un signo de status. Por el contrario, la obesidad abdominal representa en el hombre moderno una peligrosa amenaza para la salud, en particular la salud del corazón y las arterias. Un adulto con panza (circunferencia abdominal mayor de 88 cm en la mujer y 102 cm en el hombre) es una “alerta roja”, una bomba de tiempo. Pero las noticias no son todas malas, ya que un descenso de peso de tan sólo 5 a 10% reduce significativamente el riesgo de padecer tales enfermedades que amenazan la vida como el infarto, el derrame cerebral, la diabetes tipo II, y hasta algunas formas de cáncer, todas relacionadas con el sobrepeso y la obesidad abdominal.

Hemos adquirido hábitos de alimentación no sólo poco saludables, sino más bien potencialmente peligrosos. Sin embargo,la ciencia de la nutrición ha avanzado tanto que una dieta inteligente puede cambiar la calidad de vida de las personas, al reducir el peso, demorar el envejecimiento y evitar enfermedades crónicas. Éstos cambios pueden lograrse junto con ejercicio físico tanto aeróbico como anaeróbico, de intensidad moderada, y frecuente y sostenido en el tiempo.

¿Cuáles son esas formas de alimentación inteligente?

P. K.: Una dieta inteligente es aquella que reduce el tamano de las porciones y con ello sus calorías, a la vez que evita los alimentos poco saludables ya senalados, e incluye 5 a 7 porciones de vegetales y frutas al día, 8 vasos de agua, pescados de aguas frías, carnes magras, lácteos descremados, harinas integrales y frutos secos por mencionar algunos. Sin embargo, aún cuando se intente con una dieta cubrir los requerimientos diarios de todos y cada uno de los nutrientes, esto no resulta fácil de lograr y sostener en el tiempo.

Es probable que sea necesario echar mano de algunos suplementos para lograr incorporar todos los nutrientes recomendados. Hacer una dieta completa y balanceada todos los días de la semana es un ideal que no es fácil de alcanzar. Ya que no siempre está al alcance del bolsillo, y tampoco hay tiempo ni ganas disponibles para la compra y preparación de los alimentos. Cuando de controlar peso se trata, hay que comer menos y mejor, y moverse más. El mercado de los suplementos nutricionales está creciendo en forma vertiginosa simultáneamente con los avances científicos en el conocimiento de las hormonas que regulan el apetito, las proteínas que sacian, los antioxidantes que protegen del envejecimiento celular, y el balance de ácidos grasos que previene enfermedades. Esto ha hecho que muchas empresas dedicadas a la nutrición estén invirtiendo en investigación básica y clínica para obtener productos seguros y eficaces al alcance de la población.

Los batidos nutricionales son una clara demostración de ello. Se trata de alimentos con una cantidad y calidad de nutrientes saludables y calorías, que permiten nutrir sin engordar. Su composición nutricional equilibrada y completa, y su presentación en polvo, hacen recordar a las nutritivas leches para bebés. Sus nutrientes se encuentran en concentraciones dentro de un rango nutricional fisiológico. Lo más interesante, desde el punto de vista nutricional, es que cuando éstos batidos son enriquecidos con proteínas, no sólo controlan el apetito, sino que además permiten bajar de peso, no a expensas de la grasa y el músculo, como ocurre con las dietas comunes para adelgazar, sino preservando la masa muscular. Un batido contiene según como se prepare, entre 80 y 200 calorías por porción. En comparación con 500 calorías o más de una típica comida.

¿Qué beneficios tienen comparándolos con las dietas tradicionales para bajar de peso?

P. K.: Las ventajas de los “reemplazos de comidas” es que a través de un plan estructurado donde el aporte calórico es fijo y pre-determinado, permiten controlar el peso de un modo efectivo y saludable, a expensas sólo de la grasa y preservando la masa muscular.
Dentro de las diferentes dietas para adelgazar ¿cuántas personas pueden hacerla bien? ¿Qué costo tienen? Cuan saludables son?

Los batidos, como reemplazo parcial de comidas, son una herramienta valiosa cuando todo lo demás no funciona.
Bajar de peso requiere cierta disciplina, control de las calorías así como del tamaño de las porciones, y de una dieta reducida en calorías (500 calorías menos) que cubra los requerimientos de todos los nutrientes, vitaminas y minerales. Hoy día ya no se trata solamente de controlar el peso como parámetro aislado, sino que hay que modificar también otras variables de enorme importancia para la salud, como el porcentaje de grasa corporal, en particular la grasa abdominal, el nivel de grasa visceral, y el gasto energético (metabolismo basal). Ésto último se puede lograr incrementando la masa muscular por medio del ejercicio anaeróbico. Un batido cuesta entre 8 y 10 pesos: es un “fast food saludable”.

Un descenso de un 5% o 10% de peso, en una persona con sobrepeso u obesidad, tiene un enorme impacto sobre la salud y el riesgo cardiovascular. Esta es la gran noticia. Sin embargo, esto debe estar acompañado por ejercicio físico frecuente y regular.

El gran problema de las dietas para bajar de peso es el efecto rebote, también conocido como efecto “yo-yo”. Se logra bajar de peso durante un año, pero después se vuelve a aumentar. Los estudios han demostrado que luego de logar el descenso de peso inicial, éste se puede mantener en el tiempo – hasta 4 años – con el consumo de un batido por día y dos comidas saludables.

¿Tienen alguna contraindicación?

P. K.: No tienen contraindicaciones porque son alimentos que contienen nutrientes dentro de un rango nutricional fisiológico. No poseen propiedades terapéuticas sino preventivas, y carecen de hierbas peligrosas como puede ocurrir con otros suplementos.

Publicado el 20 junio, 2010 en Nutricion y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. hola estoy muy interesada en recibir mas informacion de nutricion en mi correo gracias

    • Hola Rosa bienvenida a Nutricioninteligente.com
      Aqui te paso mi direccion en Facebook donde podes tener mas informacion
      sobre Nutricion y sobre los productos que te van a ayudar a mejorar tu
      salud y calidad de vida

      http://www.facebook.Controle-su-peso-ya

      COMUNICATE YA PARA MAS INFORMACION:
      DANIEL FRIEDL tu Distribuidor HERBALIFE en ARGENTINA y Uruguay
      Hace tu pedido ya mismo!!!: friedl_08@hotmail.com // o mensaje de texto a 3484 342883
      Tu amigo y Mentor Friedl Daniel
      NETWORKER PROFESIONAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: